Conversando con el Dr. Juan Carlos Valdivia Cano, autor de “El Caso de Adán”

iii-taller-de-consulta-psicologia
III Taller de Consulta con Grupos de Interés de la Escuela Profesional de Psicología
Octubre 4, 2018
seminario-regional-de-alimentos
Seminario Regional Latinoamericano en alimentos promisorios de origen andino, amazónico y mesoamericano en la UCSM
Octubre 4, 2018

Conversando con el Dr. Juan Carlos Valdivia Cano, autor de “El Caso de Adán”

dr-juan-carlos-valdivia-cano-caso-adan

“Es un libro para quedar muy mal, ese es mi objetivo”


El escritor y docente santamariano  presenta este viernes 05 de octubre en el Auditorio del Instituto Confucio de la UCSM (La Merced 207), con el apoyo del Fondo Editorial de la UCSM, una desafiante crítica publicada bajo el título de “El Caso de Adán”, en la cual aborda una problemática que ha investigado durante varios años y que desemboca en un lúcido cuestionamiento a la interferencia de los criterios morales religiosos en temas jurídicos.

La crítica pretende, además, dar una visión propia y auténtica sobre el tema en cuestión e incitar a los lectores, en especial a los más jóvenes, a formar un criterio moral propio. En esta entrevista el Dr. Juan Carlos Valdivia nos da más luces sobre su obra.

¿Cómo se podría definir su trabajo?

Es un trabajo fundamentalmente crítico, y crítico en el sentido fuerte de la palabra, porque se trata de la crítica de toda la concepción del mundo de la mayoría de los peruanos, la cual se aplica al derecho, pero de mala manera, porque la mayor parte de peruanos son cristiano-católicos y ante problemas jurídicos, se aplican criterios  no jurídicos, por ejemplo, criterios religiosos y morales que son impertinentes, que no deberían aplicarse en una república democrática. Entonces “El Caso de Adán” trata precisamente de cómo se aplica la moral de la mayoría, la moral tradicional a problemas jurídicos.

Entonces, en el fondo es distinguir la ética del derecho, que es la ética jurídica o ética democrática o ética republicana, de la moral tradicional, porque están completamente confundidos, como si fuéramos píes islámicos, donde están confundidos los asuntos eclesiásticos con asuntos del estado. Eso es.

En este sentido, al hablar de una crítica, ¿se podría estar hablando de un trabajo de opinión, de un ensayo?

Sí, claro, se trata de un ensayo. Crítica en realidad no quiere decir rajar, crítica quiere decir examinar con cuidado, yo lo vengo haciendo más o menos desde el año 79, este trabajo es el resultado de algunos años de chamba. No es producto de la improvisación

En realidad el tema se me planteó en el 74 y comencé a investigarlo seriamente en el 79 y lo acabo de terminar hace un mes.

¿Qué lo motivó a hacer este libro?

Bueno, tal vez en el fondo mi propia problemática de persona que ha sufrido con esta idea de la moral, del pecado, del castigo. De niño sobre todo, la he pasado demasiado mal, entonces es una especie de venganza y he gastado cinco años de psicoanalista en Arequipa, Lima y Francia, entonces supongo que en el fondo se trata de eso, una venganza.

Repasando su propia obra, ¿cómo la entiende usted mismo? o ¿Cómo le gustaría que se entienda?

Me gustaría que se entienda como una actitud de una persona que opina libremente y que no tiene temor de estar en absoluta minoría con mi familia, con mis colegas, con la universidad, con mi ciudad y con mi país. Pero creo que la misión de un profesor y de un intelectual no es quedar bien frente a la gente, sino, decir lo que realmente piensas, aunque puedas estar equivocado. Es un ejercicio de libertad de expresión como creo que no se ha dado nunca, ni siquiera en el siglo XIX, porque nunca nadie ha cuestionado la moral que la mayoría maneja en el Perú.

Entonces, ¿qué le podríamos decir al lector antes de empezar?

Qué no lo lea si no tiene buen estómago, porque realmente no es un libro para quedar bien con las autoridades de la universidad, ni con la Iglesia católica, ni con mi familia, no es un libro para quedar bien, más bien es un libro para quedar muy mal, ese es mi objetivo.

¿Qué influencias y referencias podemos encontrar en esta obra?

La influencia fundamental creo que empieza en la obra de Baruch Spinoza, este judío hispano que nació en Holanda y también una especie de herencia de este filósofo que se puede encontrar especialmente en mi caso en la obra de Arthur Schopenhauer y de Friedrich Nietzsche, que son dos alemanes que han retomado el problema del poder, de la ética. Creo que esas son las fuentes principales.

¿Se puede decir que hay un tipo de lector en particular? De ser así, ¿cuál sería?

En realidad el esfuerzo mío, y por eso me he demorado años, es construir un lenguaje que sea accesible a un chico que entra a la universidad, o sea un cachimbo, porque yo enseño a cachimbos, entonces ese es mi sueño, que sea entendido no por un público que necesite mucha formación, sino por uno que recién acabe de ingresar a las universidades. El lector que yo quisiera es ese.

En este sentido, ¿se pueden establecer similitudes, por ejemplo, con la obra del Español Fernando Sabater?

Sí, en realidad sí, porque él es más o menos de mi edad, somos de la misma generación, lo conocí en París, es mayor que yo en un año…

Tomo el ejemplo porque él está muy orientado a jóvenes, y aparte, él también es catedrático…

Y aparte lo que más me une a él no es que yo haya seguido sus ideas, porque comenzamos más o menos a la misma edad a ser discípulos de Nietzsche, lo que nos vincula mucho es que somos discípulos de Nietzsche, entonces yo coincido completamente con su libro “Ética Para Amador”, que es justamente la ética que yo planteo, no es la ética del párroco de mi parroquia, es la ética de Fernando Sabater.

Volviendo al tipo de público, ¿se podría decir que es un libro que podrían disfrutar bastante los que ya conocen la obra del español?

Ellos sí, seguro. Lo que a mí me preocupa no es tanto la gente que lee a Sabater, porque creo que no necesitan mi libro, pero sí el resto, no para que acepten mis ideas, porque no creo que tenga la verdad, ni siquiera creo en la verdad. Es un punto de vista particular, subjetivo, pero que ahí está fundamentado, intenta ser fundamentado, entonces me preocupa más la gente que, digo yo, vive atrapada por las ideologías que le han impuesto desde que Pizarro entró a Cajamarca en 1582.

Yendo un poco más al tema práctico,  al tema un poco más mundano, ¿fue difícil publicar? ¿Costó?

No, todo lo contrario, Saulo Peralta (Coordinador de la Oficina de Fondo Editorial de la UCSM) me pregunta si no tengo qué publicar y le he dado dos libros y los dos los va a publicar. Eso a mí me parece, lo más importante de todo esto, que una universidad católica, sea lo suficientemente abierta y tolerante para publicar todas las opiniones de todos los profesores, estén o no de acuerdo a la mayoría, eso me parece que habla bien de la universidad porque pueden probar que son tolerantes.

En este sentido se cumple la paradoja de que uno consigue las cosas justo cuando deja de buscarlas

Sí, eso me pasa toda la vida. Es una alegría porque es sorprendente y me alegra muchísimo. Eso me parece que le hace bien a la universidad, eso demuestra que publicamos todas las opiniones, incluso la más extrema, porque creo que no hay una opinión tan extrema en toda la historia no de Arequipa, sino del Perú.

El libro “El Caso de Adán” del Dr. Juan Carlos Valdivia Cano, será presentado el viernes 05 de octubre a las 18h en el auditorio de la Casa del Corregidor Abril y Maldonado.

Comentarios

comentarios