PERÚ OBLIGADO A RESPETAR NORMATIVIDAD MEDIO AMBIENTAL